Ortodoncia invisible

…Ahora no la ves.

Por mucho que lo reclamen los dientes, no todas las dentaduras están dispuestas a pasar meses conviviendo con el “aparato”. Ha llegado la “ORTODONCIA INVISIBLE”, un novedoso sistema que cambia sonrisas sin que nadie se dé cuenta. Se llama INVISALIGN.

5 RAZONES PARA PROBARLA.

  1. Los alineadores que se emplean son prácticamente invisibles, por lo que permiten seguir el tratamiento sin que nadie lo note.
  2. Al poder retirarse siempre que se quiera, los alineadores permiten comer, beber y cepillar los dientes sin problemas durante el proceso del tratamiento sin tener que emplear tiempo extra en estos menesteres.
  3. Al no haber alambres o metales que puedan provocar las típicas llagas, la ortodoncia invisible no entraña graves molestias y es muy llevadera por parte del paciente. La mayoría de las personas sólo experimentan una ligera sensación de presión los dos primeros días del tratamiento y en cada cambio de alineador. Esto es un signo de que los alineadores están funcionando.
  4. No es necesario visitar al experto muy a menudo para realizar los ajustes del aparato. Al contarse con varios juegos de alineadores, el paciente los va reemplazando a medida de sus necesidades – y según el plan previamente establecido- sin tener que perder el tiempo en la sala de espera de la consulta del ortodoncista.
  5. La ortodoncia invisible permite visualizar el resultado final y el plan de tratamiento virtual antes de comenzar, por lo que el paciente sabe, sin margen de error, cuál va a ser el resultado. Las falsas expectativas no tienen cabida.

Dudas resueltas

Sí se podría , pero siempre y cuando el tratamiento que quede pendiente por completar entre dentro de lo factible con la técnica Invisalign.

Puede verse afectada los primeros días, y dan especial problema las “eses”. Sin embargo, en cuanto “el cerebro” se da cuenta de que abriendo más la boca dicha pronunciación mejora, el paciente lo solucionará inconscientemente.

Para comer, deben retirarse siempre para evitar la rotura de la férula, y también para ingerir cualquier bebida que no sea agua. Las bebidas con colorantes y el azúcar provocarían tinciones en los dientes y aumentarían el riesgo de caries. Fumar y mascar chicle está contraindicado.

Sí, implica un cepillado riguroso y el uso de seda dental. Si no se hace así, el riesgo de tener caries se ve incrementado ya que los azúcares pueden macerar debajo de las férulas durante horas.

Si no se inmovilizan, sí. La inmovilización consiste en colocar una barra lingual finísima, que va pegada en la cara interna de los dientes inferiores.

No. Las férulas de blanqueamiento tienen unas características muy diferentes de las de Invisalign y no son compatibles. Es más recomendable hacerse un blanqueamiento dental una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia.